Ave del mes: MAYO

Nombre común: Cigüita Tigrina.

Nombre científico:Setophaga tigrina x Dendroica tigrina.

Familia: Parulidae

Estatus: Visitante no reproductor

Descripción: su tamaño es entre 12 y 13 cm de longitud con un peso aproximado de 11 gramos. Es una cigüita mediana con cola corta, pico curvo y rabadilla amarilla. El macho adulto no reproductivo tiene una espalda verde grisácea con vetas oscuras, auriculares con tintes color castaño y bordeado de amarillo, incluyendo un parcho distintivo en los dos lados del cuello, destaca un parche blanco en el ala, las partes inferiores son amarillas veteadas de negro. Las hembras adultas e inmaduras son similares pero más tenues, con auriculares grises, un punto amarillo borroso en el lado del cuello, una rabadilla verde y dos franjas alares blancuzcas. El macho adulto  en su plumaje reproductor se distingue por marcados auriculares castaños y gran parcho en el ala.

Distribución: Es una especie migratoria que anida en Canadá y en el extremo noreste de los Estados Unidos, para el invierno inicia un largo viaje (aproximadamente 4,000 kms.) hacia el Caribe y la costa caribeña de Centroamérica, en los meses de octubre y mayo.

Datos curiosos: Este es uno de seis especies de Cigüitas migratorias que ocurren durante la temporada de no-reproducción principalmente en las Indias Occidentales. Es de hábito de alimentación oportunista, y su singular lengua semi-tubular se especializa en alimentarse de néctar. Cuando no aparece néctar, se alimenta de insectos, y pequeñas frutas. A veces vuela en bandadas mixtas pero casi siempre es solitaria y agresivamente territorial mientras se encuentra cerca de sus alimentos predilectos. Frecuentemente se encuentra en zonas residenciales.

Estado de conservación: especie bajo preocupación menor, es decir que esta especie no cumple ninguno de los criterios de las categorías en peligro, en peligro crítico, vulnerable o casi amenazado de la Lista Roja elaborada por la UICN.

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer este grácil ejemplar de la Ornitofauna y las demás especies de nuestra rica biodiversidad que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Wilmer Corniel y Ashleen García (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur)

Fotografía: Alfredo Vargas

Ilustraciones: Latta. Steven et al. (2006). Aves de la República Dominicana y Haití. Santo Domingo, República Dominicana. Optima.

Referencia Bibliográfica:  

Latta. Steven et al. (2006). Aves de la República Dominicana y Haití. Pág. 155. Santo Domingo, República Dominicana. Optima.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *