Planta del mes: JULIO

Nombre común: Caoba criolla

Nombre científico: Swietenia mahagoni (L.) Jacq.

Familia: Meliaceae

Estatus biogeográfico: Nativa

Descripción. Árbol de hasta 25 metros y diámetro que puede alcanzar los 100 cm o más, de crecimiento lento; hojas paripinnadas, foliolos aovados a aovado-lanceolados, brillosos; flores en panículas axilares de pétalos blancos; sus frutos son unas cápsulas ovoideas, leñosas, que abren en 5 valvas, semillas aladas. La madera de albura blancuzca o amarillenta. La textura es fina y la fibra es de recta a veteada, ondulada o rizada. El duramen de color marrón rojizo, pesado, duro y resistente a los insectos y podredumbre. Considerada como madera preciosa.

Fenología. Se puede encontrar con flores en los meses de marzo a junio; y con frutos de junio a febrero.

Usos del árbol. La madera de la caoba dominicana es fácil de trabajar tanto a mano como con equipo eléctrico. Se encola, se dobla y se acaba bien, y produce una chapa y artículos torneados excelentes. La madera es utilizada en ebanistería, para interiores, molduras, tallado, artesanías, construcciones, vigas. Antiguamente utilizada para construcciones navales. Es muy apreciada por los ebanistas dominicanos y por los consumidores de muebles; la corteza es usada en medicina, de la semillas se extrae un aceite de propiedades purgantes. Este árbol es plantado en parques y carreteras por su sombra.

Distribución. En bosques húmedos y semi-secos a baja elevaciones en toda la isla, Florida, Bahamas y Las Antillas Mayores.

Historia. Desde tiempos coloniales esta especie ha representado uno de los factores económicos más importantes de la isla la Hispaniola. La caoba, hasta 1963, generaba cuantiosos ingresos a República Dominicana debido a la exportación intensiva de millones de metros de su madera, no obstante por mal manejo y muy poco aprovechamiento de las reservas de esa época, se empezó a agotar de manera preocupante este material de gran valor, a tal punto que fue necesario prohibir su venta a otras naciones.

La caoba se ha convertido con el transcurrir de los años en una “marca país” debido a que es una especie que representa un alto valor para los dominicanos, no sólo a nivel económico sino también desde el punto de vista ambiental y como símbolo de identidad de la flora nacional. 

Fue designada como árbol nacional mediante la ley 146 en el año 2011. 

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer el Banco Genético de la Caoba, plantado de unos 860 árboles de 17 especies nativas de caoba y las demás especies de nuestra rica biodiversidad que se preservan celosamente para las presentes y futuras generaciones.

Texto: Wilmer Corniel, Ashleen García y Breilyn Acevedo.

(Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur).

Ilustración: Liogier, A. (1974). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Primera Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña. Pág. 254. Santo Domingo, República Dominicana. Impresora UNPHU.

Fotografías: Breilyn Acevedo.

Referencia Bibliográfica:  

Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 598. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C. por A.

Página Web:  http://www.cedaf.org.do

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *