P1120386
El municipio de Santiago de los Caballeros, cuyo crecimiento y desarrollo se ha incrementado exponencialmente en las últimas décadas, ha definido en sus diferentes mecanismos de planificación urbana y de ordenamiento territorial las áreas hacía donde debería proyectarse el crecimiento de la ciudad. No obstante, factores de diferentes índoles han impactado de forma significativa en zonas cuyo valor agrícola y ambiental, así como también su vulnerabilidad a  fenómenos sísmicos, deberían ser preservadas o utilizadas para usos acordes con esa realidad.

Tal es el caso de los terrenos próximos a la franja cordillerana al norte de la ciudad, que abarcan varios kilómetros  desde la comunidad de Gurabo hasta Jacagua; cuyo valor de mercado y preferencia para urbanizar han venido incrementandose de modo paulatino hasta llegar a desplazar los usos de suelos tradicionales en la zona. Es por ello  que se han planteado una serie de propuestas tendentes a crear un circuito de conservación de puntos focales de extraordinario interés para las presentes y futuras generaciones.

En tal sentido, en el año 2004 se identificaron espacios como los terrenos donde originalmente se construiría la  Universidad Autónoma de Santo Domingo, sobre un área aproximada de 280 tareas de tierra atravesadas por el río Jacagua. Allí se concibió el “Parque Ecológico Prof. Eugenio de Js. Marcano” bajo un régimen especial de protección que permitiése su adecuada conservación.

P1030488

Este se concibió como un espacio excepcional donde se conjugarían las condiciones de “Aula de la Naturaleza”, con la creación un Parque Temático donde se conservarán las especies botánicas más emblemáticas del valle del Cibao, así como también los bancos de germoplasma y de material genético de valor incalculable de la flora Dominicana.

Este Parque colinda con un área importante porción de terreno cuya explotación comercial es inminente, y que, con una adecuada intervención podrían ser incorporadas no sólo como un gran pulmón para la ciudad, sino también para que posibilitara una vía para el eventual empalme de la Prolongación de la Avenida Hatuey hasta la Carretera de Jacagua al Medio y posteriormente hasta la Avenida Circunvalación Norte, potencializando la eficiencia de la vialidad vehicular en el eje Norte-Sur y viceversa. La iniciativa de conservar estos terrenos surge de la inquietud de un grupo de munícipes, quienes vislumbraban la necesidad de dotar al municipio de Áreas verdes que sirvieran de pulmón ante el vertiginoso crecimiento urbano.

Apasionado por el tema, el entonces Procurador General de la República Francisco Domínguez Brito, llevó esta idea ante el rector magnífico de la UASD, Dr. Roberto Reyna, quien brinda un gran espaldarazo a la propuesta y empodera al equipo ambiental de la Universidad para darle forma a este proyecto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Visto que estos predios se habían constituido en un atractivo espacio para las invasiones de tierra y las apetencias de muchas personas dispuestas a mutilar esta propiedad para fines particulares, el equipo ambiental de la UASD bajo la tutela de los profesores Eleuterio Martínez y Felicita Heredia rindieron su recomendación hasta el Consejo Universitario y este acoge el informe favorable del Rector, emitiendo el 11 de agosto de 2005 la resolución 2005-209, declarando la creación allí de un “Parque Botánico” que llevaría el nombre del Profesor Eugenio de Jesús Marcano, quien fuera un docente Uasdiano, santiaguero enamorado y activista de la conservación de los recursos naturales. A partir de allí, la Comisión Ambiental de la UASD inicia los levantamientos pertinentes para darle forma concreta a esta resolución, trabajando en coordinación con la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI) y el Centro Universitario Regional de Santiago (CURSA) se elabora entonces un plan de acción preliminar que permitió avanzar a objetivos más ambiciosos.

Más adelante, se incorporan a los esfuerzos por la ejecución de este proyecto el Jardín Botánico Nacional, colaborando intensamente en la zonificación, selección y suministro de las especies a plantar. Varios Ministros de Medio Ambiente, desde el Dr. Jaime David Fernández Mirabal en el 2008 hasta el Dr. Bautista Rojas Gómez en la actualidad, han brindado su dinámico respaldo al destinar miles de plantas, recursos económicos y varias brigadas a las labores cotidianas para la consolidación de Parque Ecológico.

En Mayo de 2007, con la presencia de una delegación del Consejo Universitario, el Lic Domínguez Brito (en ese entonces ya como senador por Santiago), El Lic. Radhamés García, a la sazón Director del CURSA-UASD, la directiva de SOECI que encabezó el ambientalista Nelson Bautista y varias instituciones más, se dejan formalmente iniciados los trabajos de esta trascendental obra descrita como “Una Gran Aula de la Naturaleza”.

P1020065

Poco después se emite el Decreto 571-09, del 7 de agosto de 2009, que incluye esta zona dentro del Sistema Nacional de Areas Protegidas, como parte del “Monumento Natural Saltos de la Tinaja”, al amparo de la Ley 64-00, lo que le da categoría Patrimonial y protección especial a estos terrenos. Con la activa participación de la Oficina Senatorial que encabezaba el entonces Senador Domínguez Brito (gestión que ha continuado con entusiasmo el actual Senador Julio César Valentín, quien con renovado interés participa activamente en el Patronato del Parque) se asignaron fondos del Presupuesto Nacional canalizados provisionalemente a través de La SOECI, de este modo se ha logró mantener al menos minimamente la operatividad del Area, así como labores puntuales de infraestructura, además de delimitar de forma puntual el perímetro para evitar las frecuentes amenazas de invasión por grupos oportunistas que ancestralmente han querido apropiarse de estos predios, se completó también la construcción del puente colgante sobre el Río Jacagua que conecta dos zonas que dividen el terreno con este cuerpo hídrico; este puente, por su belleza arquitectónica y funcionalidad sería en sí mismo un gran atractivo para la visitación.

A la par con ello, se avanzó en la zonificación de las Areas de Siembra, gestión para apadrinamientos, trazado de senderos, entre otras acciones que tendentes a consolidar el proceso. En los primeros años cerca de 20,000 plantas de más de 52 especies han sido sembradas en el Parque, sumándose así al gran bosque ribereño que alberga cientos de otras especies de arboles endémicos y nativos para ir conformando este espacio pródigo que sin lugar a dudas constituye un valioso legado para el presente y futuro de Santiago y el País. Un paso trascendental en la consecución de los objetivos propuestos, se produce cuando el Presidente Leonel Fernández emitió el decreto 540-11, del 30 de agosto de 2011, que declara de utilidad pública una serie de parcelas colindantes a este Parque y dejó constituido un Patronato compuesto por prestigiosas instituciones públicas y de servicio: La Universidad Autónoma de Santo Domingo, que lo preside, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, La Sociedad Ecológica del Cibao, Inc. (SOECI), El Jardín Botánico Nacional, La Alcaldía de Santiago, La Gobernación Provincial, El Senador por Santiago y dos representantes de la Sociedad Civil (escogencia que recayó sobre el Lic. Francisco Domínguez Brito y Ambientalista Nelson A. Bautista).

BotanicoS0040

Con esta herramienta legal se avanzó en la identificación de los terrenos propicios para la futuro ampliación del Parque, su conversión en “Jardín Botánico” y la reserva de la potencial ruta para el acceso vial proyectado. Tras años de gestión, de motivar el empoderamiento de la sociedad Santiaguera para que asumiera como suyo este proyecto, la formalización de padrinazgos por parte de personalidades e instituciones de Areas específicas dentro del Parque, la habilitación de senderos y facilidades para la visitación, así como la gestión con miras a consolidación legal de los deslindes y propiedades afectadas, recibimos en septiembre de 2013 la visita del Presidente Danilo Medina y a partir de allí se ejecutan medidas áun mas concretas para el desarrollo definitivo del proyecto: El Poder Ejecutivo emitió Decreto 131-14, de fecha 8 de abril de 2014, otorgando el control del Ministerio de Medio Ambiente de un área de 260,283.64 mts², propiedad del Estado dominicano (donde se plantéo alguna vez la “Urbanización Juan Bosch”, dentro del ámbito de las Parcelas 37 y 38, del Distrito Catastral N0.6, del municipio y provincia de Santiago y el Solar No. 1, de la Manzana 2056, del Distrito Catastral No.1,de Santiago; para que fueran integrados para la creación del Jardín Botánico.