El Jardín Botánico de Santiago, Profesor Eugenio de Jesús Marcano Fondeur, fue inaugurado en su primera etapa el 23 de abril del año 2018. Se localiza al norte del municipio De Santiago, sobre una superficie superior a los 650,000 metros cuadrados próximos a la franja cordillerana  que abarcan varios kilómetros en la comunidad de Jacagua.

Los antecedentes de este gran proyecto se remontan al año 2004, cuando fueron intervenidos los terrenos donde originalmente se construiría la  Universidad Autónoma de Santo Domingo, sobre un área aproximada de 280 tareas de tierra atravesadas por el río Jacagua. La iniciativa de conservarlos surgió del entonces Procurador General de la República y luego Senador por Santiago Francisco Domínguez Brito, quién junto a varios ambientalistas y organizaciones ecologistas plantearon la posibilidad de generar es este espacio un Parque Ecológico, bajo un régimen especial de protección que permitiese su adecuada conservación.

Originalmente la propuesta de Domínguez Brito fue crear un espacio dedicado a «las frutas de los taínos», inspirado en el libro de Bernardo Vega que lleva ese nombre. Pero más adelante y con el trabajo  coordinado de la Comisión Ambiental de la UASD se le dio forma a una propuesta más amplia, un «Parque temático» que se concibió  como un espacio excepcional donde se conjugarían las condiciones de “Aula de la Naturaleza”, con la creación un Parque Temático donde se conservarán las especies botánicas más emblemáticas del valle del Cibao, así como también los bancos de germoplasma y de material genético de valor incalculable de la flora Dominicana.

Dado que estos predios se habían constituido en un atractivo espacio para las invasiones de tierra y las apetencias de muchas personas dispuestas a mutilar esta propiedad para fines particulares, el equipo ambiental de la UASD bajo la tutela de los profesores Eleuterio Martínez y Felicita Heredia rindieron su recomendación hasta el Consejo Universitario y este acoge el informe favorable del Rector, emitiendo el 11 de agosto de 2005 la resolución 2005-209, declarando la creación allí de un “Parque Botánico” que llevaría el nombre del Profesor Eugenio de Jesús Marcano, quien fuera un docente Uasdiano, santiaguero enamorado y activista de la conservación de los recursos naturales. A partir de allí, la Comisión Ambiental de la UASD inicia los levantamientos pertinentes para darle forma concreta a esta resolución, trabajando en coordinación con la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI)y el Centro Universitario Regional de Santiago (CURSA), se elabora entonces un plan de acción preliminar que permitió avanzar a objetivos más ambiciosos.

En Mayo de 2007, con la presencia de una delegación del Consejo Universitario, el Lic Domínguez Brito (en ese entonces ya como senador por Santiago), El Lic. Radhamés García, a la sazón Director del CURSA-UASD, la directiva de SOECI que encabezó el ambientalista Nelson Bautista y varias instituciones más, se dejan formalmente iniciados los trabajos de esta trascendental obra descrita como “Una Gran Aula de la Naturaleza”.

De inmediato, se incorpora a los esfuerzos por la ejecución de este proyecto el Jardín Botánico Nacional, bajo la dirección de los Lic. Milcíades Mejía y Ricardo García,  colaborando intensamente en la zonificación, selección y suministro de las especies a plantar. La parte operativa de este plan quedó bajo el control de la SOECI y el Ministerio de Medio Ambiente.

Desde el año 2008, varios Ministros de Medio Ambiente, como el Dr. Jaime David Fernández Mirabal, el Ing. Ernesto Reyna, Dr. Bautista Rojas Gómez y luego el Lic. Francisco Domínguez Brito, brindaron su dinámico respaldo al destinar miles de plantas, recursos económicos y varias brigadas a las labores cotidianas para la consolidación de Parque Ecológico.

El 7 de agosto de 2009 se emite el Decreto 571-09, que incluye esta zona dentro del Sistema Nacional de Areas Protegidas, como parte del “Monumento Natural Saltos de la Tinaja”, al amparo de la Ley 64-00, lo que le da categoría Patrimonial y protección especial que se estaba requiriendo.

Es así como avanzaron las jornadas de siembra con base en la zonificación de las Areas de uso, además de la gestión para apadrinamientos, trazado de senderos, entre otras acciones que tendentes a consolidar el proceso. En los primeros años cerca de 20,000 plantas de más de 52 especies fueron sido sembradas en el Parque, sumándose así al gran bosque ribereño que alberga cientos de otras especies de arboles endémicos y nativos que fueron conformando este espacio pródigo que sin lugar a dudas constituye un valioso legado para el presente y futuro de Santiago y el País.

El 30 de agosto de 2011, bajo la firma del Presidente Leonel Fernández, se emite el Decreto 540-11,  que declara de utilidad pública una serie de parcelas colindantes a este Parque y que también dejó constituido un Patronato compuesto por prestigiosas instituciones públicas y de servicio, bajo la dirección de La Universidad Autónoma de Santo Domingo, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, La Sociedad Ecológica del Cibao, Inc. (SOECI), El Jardín Botánico Nacional, La Alcaldía de Santiago, La Gobernación Provincial, El Senador por Santiago y dos representantes de la Sociedad Civil (escogencia que recayó los ciudadanos el Lic. Francisco Domínguez Brito y el Ambientalista Nelson A. Bautista).

Con esta herramienta legal se avanzó en la identificación de los terrenos propicios para la futuro ampliación del Parque y se planteó su conversión en “Jardín Botánico” haciendo la reserva de la potencial ruta para el acceso vial requerido para toda la zona.

Luego de casi una década de gestión, de motivar el empoderamiento de la sociedad Santiaguera para que asumiera como suyo este proyecto, la formalización de padrinazgos por parte de personalidades e instituciones de Areas específicas dentro del Parque, la habilitación de senderos y facilidades para la visitación, así como la gestión con miras a consolidación legal de los deslindes y propiedades afectadas,  en septiembre de 2013 el Presidente Danilo Medina visitó el proyecto y a partir de allí se ejecutan medidas áun mas concretas para el desarrollo definitivo del proyecto: El Poder Ejecutivo emitió Decreto 131-14, de fecha 8 de abril de 2014, otorgando el control del Ministerio de Medio Ambiente de un área de 260,283.64 mts², propiedad del Estado dominicano (donde se plantéo alguna vez la “Urbanización Juan Bosch”), para que fueran integrados para la creación del Jardín Botánico.

Al mismo tiempo, el presidente Medina dispuso la transferencia través del Ministerio de Medio Ambiente de un presupuesto anual que permitiera el debido resarcimiento a los ocupantes legales de los terrenos afectados por la declaratoria de utilidad pública y delegó en el Consejo del Parque la ejecución de este proceso.

Además, ordenó que através del Ministerio de Obras Públicas se construyera una avenida perimetral que conectaría las Avenidas Hatuey y Circunvalación Norte, una obra que por si misma rendiría un servicio inestimable en la vialidad y el desarrollo de más de 20 sectores de la zona norte De Santiago.

El 26 de junio de 2017 se publicó el  Decreto 217-17 que amplió el Consejo de Administración y Comanejo del Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur, que quedó integrado por la Universidad Autónoma de Santo Domingo, recinto Santiago, que lo preside. También por el Ministerio de Medio Ambiente, la Sociedad Ecológica del Cibao, el Jardín Botánico Nacional, la Alcaldía de Santiago, la Gobernación Provincial, la Senaduría de Santiago, la Fundación Saltadero para el Rescate del Río Jacagua,el director municipal de San Francisco de Jacagua y en representación de la sociedad civil, los munícipes Francisco  Domínguez Brito y Nelson Arturo Bautista.

Ese mismo decreto, nombra la nueva Avenida perimetral en homenaje al gran botánico Santiagués Dr. José de Js. Jiménez Almonte, pero también dedica un parque exterior edificado entre la entrada principal del Jardín Botánico y la Urbanización Real, en honor a Don Manuel Arsenio Ureña.

El 23 de abril de 2018 y con la presencia del Presidente Danilo Medina, Ministros del Gobierno y los miembros del Consejo de administración, fue inaugurada la primera etapa de este magnífico proyecto, cuyo plan maestro está concebido a estar plenamente operativo en un plazo de 5 años pero que presenta un progreso constante y sostenido, que se puede apreciar en cada visita de los más de medio millón de personas que se dieron cita en el 2019.