El Proyecto

Por sí solo, este gigantesco parque de más de 650,000 metros cuadrados de extensión aporta un  metro cuadrado de área verde adicional para los habitantes de Santiago. 

Su primera etapa, fue inaugurada el 23 de abril de 2018 pero los planes y procesos que componen su  plan maestro aún se encuentran en marcha. 

La superficie, atravesada por el río Jacagua y rodeada por una Avenida que honra al Dr. José de Js.  Jiménez Almonte, y se encuentra bajo un régimen especial de protección al amparo del Sistema  nacional de áreas protegidas como parte del Monumento Natural «Saltos de la Tinaja». 

Este proyecto fue nombrado en honor al Profesor Eugenio de Jesús Marcano, un ilustre Santiaguero,  docente Uasdiano, naturalista y activista de la conservación de los recursos naturales, es dirigido por  un Consejo de Administración fruto de una alianza público-privada que integra varias entidades del  Gobierno Central, Provincial y Municipal, el Sector Privado, ONGs y munícipes bajo la dirección de la  UASD.  

 

Ha sido concebido como «un aula de la naturaleza» donde además se estudian, se muestran y se  preservan los recursos botánicos más significativos del Valle del Cibao. Pero que además se ha  convertido en un santuario para la biodiversidad que alberga cientos de especies de la flora y fauna  nativas. 

Desde su inauguración, el Jardín ha recibido más de medio millón de visitas, mayormente realizadas  por familias en busca de sano esparcimiento y grupos de estudiantes: cientos de escuelas, colegios y  universidades han realizado visitas guiadas que se orientan de acuerdo a las edades y propósitos de  los coordinadores de centros educativos. 

Entre sus más de 10 kilómetros de trillos y senderos se encuentran diversos espacios para el disfrute,  la recreación y el esparcimiento, siendo los más destacados una ciclovía de 3 Kilómetros, un Humedal  demostrativo, el Laberinto de cipreses, puente colgante, bosque de galerías, monumento al Cristo vivo,  pabellón de cactus y suculentas, área de aromáticas y medicinales, arboretum, «las frutas de los  taínos», conuco dominicano, el Banco genético de la caoba dominicana, Gazebos, Viveros, Rosedal,  áreas para Picnic y el Mariposario Greta. 

El Jardín Botánico de Santiago está concebido a estar plenamente operativo en un plazo de 5 años a  partir de su inauguración, pero desde ya presenta un progreso constante y sostenido, que se puede  apreciar en cada visita de los cientos de miles de personas que se han dado cita en poco más de dos  años desde su apertura.