Planta del mes: OCTUBRE

Nombre común: Rosa de Bayahibe, Mata de chele. 

Nombre científico: Pereskia quisqueyana Alain

Familia: Cactaceae 

Estatus biogeográfico: Endémica

 

Descripción.

Arbusto de 3-4 m de altura y hasta 10 cm de diámetro; la corteza verdosa  recubierta por numerosos grupos de espinas que brotan de un mismo lugar llamadas areolas. Los acúleos o espinas son rectos de color kaki verdoso, de 2-5 cm de largo; hojas elípticas de 4-6 cm de largo por 1-2cm de ancho en las ramas viejas, de hasta 11cm de largo por 3cm de ancho en ramas jóvenes, el ápice y la base son puntiagudos. Poseen flores axilares, solitarias, pétalos de 2.2 cm de largo, color rosado intenso y muy vistosos. La flor macho tiene numerosos estambres rosados con las anteras amarillas y un ovario atrofiado, en forma de cono invertido. Los frutos son globosos, de color verde amarillo cuando maduran y contienen muchas semillas negras.

Fenología:

La planta, florece desde que alcanza los 1.5 o 2 metros, tiene dos floraciones al año, generalmente en los primeros meses del año y en otra época.

Usos de la planta. 

Su uso es ornamental.

Distribución 

Su ambiente natural solo se encuentra en la región este del país, próximo a Bayahíbe. La única población conocida de rosa de Bayahíbe (unos ocho ejemplares) se encuentra en los alrededores de la vieja iglesia de la comunidad costera.

Comentario: 

Este peculiar cactus fue descubierto en el año 1977 por el botánico francés Alain Liogier en Bayahíbe y fue declarada especie nueva para la ciencia en 1980. Es una planta única que naturalmente solo crece en el país.

Es un cactus con hojas, tiene una linda flor, está en peligro de extinción y estuvo al borde de la desaparición, estas fueron las razones que motivaron a que en el año 2011, mediante la ley 146 se declarara  la rosa de Bayahíbe como Flor Nacional. 

Las invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer esta valiosa especie botánica y las demás especies de nuestra rica biodiversidad que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Ashleen García. (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur).

Fotografías: Breilyn Acevedo.

Referencia Bibliográfica:  

Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 598. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C. por A.

Páginas Web: 

https://arbolesyfloresmarilin.wordpress.com

https://listindiario.com/la-vida/2011/07/17/196080/la-rosa-de-bayahibe-nuestra-flor-nacional

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *