Ave del mes: ENERO 2020

Nombre común: Playero Solitario

Nombre científicoTringa solitaria

Familia: Scolopacidae

Status: Residente no-reproductor; Migrante de pasada

Estado de conservación: Preocupación menor (LC)

Otros nombres: Andarríos solitario Inglés: Solitary Sandpiper; Creole: Bekasin dlo dous

Descripción. Mide 19-23 cm. de longitud y pesa unos 48 g. Un playero delgado, oscuro y relativamente pequeño, con un estrecho pero conspicuo anillo ocular blanco. El plumaje de no-reproducción es marrón oliva arriba, salpicado finamente con blanco. La cabeza, cuello y pecho son grisáceos y levemente veteados con blanco; el resto de las partes inferiores son blancas. El plumaje de reproducción es más oscuro arriba y con el salpique blanco más pronunciado, y la cabeza, garganta y pecho tienen más vetas oscuras. Las patas son color oliva a verde oliva en todo el plumaje; el pico es delgado, recto y de longitud media.

Distribución. Se localiza en Norteamérica durante la época de cría, básicamente Alaska y Canadá, y en Centroamérica y Sudamérica durante la invernada, desde México y el Caribe hasta Argentina.

En la Hispaniola ocurre principalmente en lagos y estanques de agua y a lo largo de las orillas de ríos en tierras bajas y a elevaciones medias en toda la isla. También ha sido reportado en la Isla Catalina.

Anidamiento. Estos ejemplares son monógamos. El macho elige el sitio de anidación y la hembra arregla el nido durante el periodo de cortejo y copulación. Los playeros solitarios no hacen el nido, sino que escogen alguno abandonado y solo se encargan de ajustarlo a sus necesidades que generalmente se encuentran a más de metro y medio de altura, alejados de la costa. Anidan desde finales de mayo, extendiéndose hasta junio para los ejemplares que se reproducen en Ontario, Canadá. La media de la puesta es de 4 huevos, siendo el rango máximo de 5 y el mínimo de 3 huevos. El periodo de incubación se extiende hasta por 24 días.

Comentario. Buscan alimento en aguas poco profundas y suelen ser vistas en pequeños grupos en las costas de lagos y grandes charcos de agua dulce. Se han descrito, básicamente, carnívoros. Consumen todo tipo de insectos, desde orugas hasta mosquitos. También consumen invertebrados tanto terrestres como acuáticos. Pueden cazar renacuajos, pequeñas ranas, caracoles que han sacado de sus caparazones, entre otros. Para cazar, esta ave remueve el fondo de los charcos y costas donde se encuentra. Mientras los pequeños especímenes intentan escapar, el playero solitario los arrebata del lugar con su fuerte pico.

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer este grácil ejemplar de la Ornitofauna de República Dominicana y las demás especies que componen nuestra rica biodiversidad y que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Lic. Wilmer Corniel (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur)

Fotografía: NATURAL PHOTORD

Ilustración: SEOBirdLife; Merlin App

Referencia Bibliográfica:  

Latta. Steven et al. (2006). Aves de la República Dominicana y Haití. Pág. 92. Santo Domingo, República Dominicana. Optima.

Páginas Web: 

https://www.seo.org/ave/andarrios-solitario/ 

https://aves.paradais-sphynx.com/charadriiformes/playero-solitario-tringa-solitaria.htm

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *