Ave del mes: FEBRERO 2020

Nombre común: Pájaro bobo

Nombre científicoCoccyzus longirostris

Familia: Cuculidae

Status: Residente reproductor-Endémica

Estado de conservación: Preocupación menor (LC)

Otros nombres: Tacot, Tacó; Inglés: Hispaniolan Lizard-Cuckoo; Creole: Tako

Descripción. Esta impresionante especie de casi medio metro se identifica por su tamaño, pecho gris pálido, con una cola larga de contrastantes bandas alternas blancas y negras,  pico delgado y relativamente recto con un gancho prominente en la punta, su garganta es blanquecina a anaranjada y sus alas son de color canela. Sus ojos son muy distintivos: están rodeados de un anillo donde la piel desnuda es roja brillante.

Distribución. Ave endémica de la Hispaniola. Ampliamente distribuida en zonas forestadas, incluyendo jardines en los suburbios y plantaciones de café de sombra, a elevaciones de hasta 2,200  msnm. Ha sido documentado como residente reproductor en algunas islas adyacentes, incluyendo Ile de la Gonave, Ile de la Tortue, y las islas Beata, Catalina y Saona.

Anidamiento. Pone de 2 a 4 huevos blancos. Los nidos se esconden en una brusca estructura hecha de ramitas y situada a elevaciones moderadas. Se reproduce de marzo a junio.

Alimentación. Busca alimento en todas las elevaciones desde el sotobosque hasta el dosel. Sus presas consisten mayormente en lagartos e insectos grandes, como cucarachas, saltamontes, grillos, orugas y chicharras (de ahí su nombre de cuco o cuclillo lagartero en inglés). De hecho, los agricultores de tabaco de República Dominicana lo aprecian mucho porque se come gustosamente las orugas que atacan las hojas de este cultivo. 

Comentario. Afortunadamente, sigue siendo un ave generalmente común en su hábitat, aunque continúa siendo perseguido por la arraigada creencia dominicana de que comer su carne sirve para curar el asma, la indigestión, la artritis y/o dar apetito a enfermos y niños desganados. Esta aberrante superstición le ha hecho mucho daño a esta beneficiosa y simpática ave, sobre todo en los campos. 

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer este grácil ejemplar de la Ornitofauna de República Dominicana y las demás especies que componen nuestra rica biodiversidad y que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Lic. Wilmer Corniel (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur)

Fotografía: Lic. Breilyn Acevedo

Ilustraciones: Merlin App

Referencia Bibliográfica:  

Latta. Steven et al. (2006). Aves de la República Dominicana y Haití. Pág. 140. Santo Domingo, República Dominicana. Optima.

Páginas Web: 

https://alasycolores.com.do/es/aves/pajaro-bobo-mayor 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *