Planta del mes: NOVIEMBRE

Nombre común: Palma real.

Nombre científico: Roystonea hispaniolana Bailey 

Familia: Arecaceae

Estatus biogeográfico: Endémica.

Descripción.

Palma alta, tronco de unos 15 m  o más; unas 20 hojas de 5-6 m, segmentos numerosísimos., vaina de 1.5 m; espádice pubescente o furfuráceo. Flor estaminada de 6mm, la pistilada de 3-4mm; fruto de 10-12mm, más ancho que largo. 

Fenología. 

Se puede encontrar con flores y frutos durante casi todo el año.

Usos del árbol. 

El fruto o palmiche es alimento para los cerdos, las yaguas y pencas sirven para cobijar casas  y ranchos, y para hacer envases rústicos, y tradicionalmente utilizada por los infantes para jugar deslizándose por las colinas; la madera es utilizada para construcciones rurales; el corazón o yema terminal  en desarrollo da el “palmito” muy apreciado como alimento. Planta melífera

Distribución 

En bosque húmedo a baja y mediana elevación.

Comentario:

La Palma Real es de mucha importancia para las aves, específicamente la Cigua Palmera, ave Nacional de la Republica Dominicana construye su nido en la copa de esta palmera. En el ámbito religioso se útilizan las hojas  en Semana Santa para la celebración del Domingo de Ramos.

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer esta valiosa especie botánica, y las demás especies de nuestra rica biodiversidad que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Ashleen García. (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur).

Ilustración: Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 152. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C por A.

Fotografías: Lic. Breilyn Acevedo. 

Referencia Bibliográfica:  

Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 598. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C. por A.

Páginas Web: 

http://www.cedaf.org.do/arboles_dominicanos/index_ncomun.php?comun=Palma%20real

El Jardín Botánico de Santiago y la Fundación Propagas, invitan a inauguración del Mariposario Greta

El Jardín Botánico de Santiago: Prof. Eugenio De Js. Marcano F. y la Fundación Propagás, tienen el agrado de invitarle a la inauguración del »Mariposario Greta», el Jueves 21 de Noviembre de 2019 a las 10:00 am.

Con el apoyo de:
Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)
Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales
Gobernación Provincial de Santiago
Jardín Botánico Nacional, Dr. Rafael María Moscoso
Sociedad Ecológica del Cibao, Inc (SOECI)
Ayuntamiento de Santiago
Junta Municipal, San Francisco de Jacagua
Fundación Saltadero
Oficina Senatorial de Santiago

Ave del mes: NOVIEMBRE

Nombre común: Carpintero

Nombre científico: Melanerpes striatus

Familia: Picidae

Status: Residente reproductor– Endémica  de la Hispaniola

Estado de conservación: Preocupación menor (LC)

Otros nombres: Inglés: Hispaniolan Woodpecker; Creole: Charpentier

Descripción. Su tamaño es entre 22 a 25 centímetros de longitud. Se distingue por su colorido plumaje de rayas negras y amarillas en las partes superiores. Las partes inferiores son de un oscuro color oliva cremoso. La cara es grisácea y el ojo es amarillo. La coronilla del macho adulto del carpintero está adornada de rojo vivo, mientras que la hembra mantiene una coronilla negra. Su pico es muy fuerte y su lengua puede extenderse hasta 10 centímetros. Su cola que le permite mantener su equilibrio al picotear, es negra pero su base es de color rojo.

Distribución. Probablemente el ave endémica más distribuida de la Hispaniola. Comúnmente reside en casi todos los hábitats, desde el nivel del mar hasta los 2,400 metros, incluyendo bosques húmedos y secos, de pinos y latifoliados, bosques secos espinosos, plantaciones de café, palmeras, cactus y manglares costeros. Es más numeroso en áreas con lomas, especialmente donde hay palmeras entre los campos cultivados. Está ausente sólo donde no hay árboles. Entre las islas adyacentes, sólo se conoce en Isla Beata. 

Anidamiento. Anida en los agujeros creados por ambos sexos en palmeras vivas o muertas, cactus o postes telefónicos. El anidamiento frecuentemente es en conjunto en colonias de 5-20 o más parejas. Pone 3-6 huevos blancos.  Se reproduce principalmente entre febrero y julio pero hasta cierto punto el año entero. Cuando una pareja abandona su nido, el agujero es aprovechado por otras aves para anidar como cotorras, pericos y golondrinas, y como refugio de algunos reptiles, como la boa de la Española.

Alimentación. Consume insectos, frutas y semillas tomadas durante su proceso de buscar alimento en árboles, arbustos, epífitos y cactus. Forrajea a todos los niveles pero no en el suelo. Su dieta también incluye savia. 

Comentario. Considerada una plaga en algunas zonas agrícolas; su preferencia por productos como maíz, naranjas y cacao ha traído conflictos con los humanos. La especie históricamente ha sido odiada por sus hábitos alimenticios, tanto así que el gobierno dominicano institucionalizó un programa de cacería de carpinteros en el año 1976. Relatos sobre sacos de lenguas de carpinteros a ser intercambiados por rifles o dinero prevalecen en la memoria de los cacaotaleros dominicanos. Aunque la cacería del carpintero fue prohibida, los campesinos continúan el control de esta especie al colocar espantapájaros, objetos brillantes y paños rojos en sus fincas, y hasta utilizan bazucas o fuegos artificiales caseros para “espantar” al carpintero. A pesar de esto, el bullicioso canto a carcajadas del carpintero continúa dominando los paisajes de nuestra isla.

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer este grácil ejemplar de la Ornitofauna de República Dominicana y las demás especies que componen nuestra rica biodiversidad y que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Lic. Wilmer Corniel (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur)

Fotografía: Lic. Breilyn Acevedo

Ilustraciones: Merlin App

Referencia Bibliográfica:  

Latta. Steven et al. (2006). Aves de la República Dominicana y Haití. Pág. 163. Santo Domingo, República Dominicana. Optima.

Páginas Web: 

https://alasycolores.com.do/es/aves/carpintero-de-la-espanola

http://www.ecoregistros.org/ficha/Melanerpes-striatus

https://www.ecured.cu/Carpintero_de_La_Espa%C3%B1ola

https://alasycolores.com.do/es/aves/carpintero-de-la-espanola

Ave del mes: OCTUBRE

Nombre común: Barrancolí

Nombre científico: Todus subulatus

Familia: Todidae

Status: Preocupación Menor (LC) – Endémica  

*Otros nombres. Inglés: Broad-billed Tody. 

Descripción: Mide 4.25 pulgadas. Es un avecita con la parte superior verde brillante y la garganta roja y la parte inferior de blanco grisáceo con ciertas manchas amarillas y rosadas. Su pico es estrecho con la parte inferior roja y la punta negra.

Anidamiento 

Construyen nidos en barrancos, excavando túneles de hasta 60 centímetros con sus picos y patas. Ponen 3 a 4 huevos de color blanco.

Alimentación

A pesar de su pequeña talla, tiene un apetito voraz: es capaz de comer casi la mitad del peso de su cuerpo en insectos en un solo día. Cuando están criando sus polluelos, los todis son padres muy atentos, mostrando una de las tasas de alimentación de sus crías mayores que se han registrado para aves insectívoras. Esto resalta su importancia en el control natural de insectos plaga.

Distribución:

Se encuentra principalmente en los bosques húmedos de montaña tanto de la República Dominicana como de Haití, a diferencia de sus parientes, el barrancolí picogrueso que prefiere los hábitats de altitudes más bajas, incluyendo Los Haitises y la Cordillera Oriental en donde hace su nido en barrancos.

Alrededor del Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur, es común escuchar su insistente tirp, tirp, tirp, alertándonos de su presencia por eso, les invitamos a visitarnos para conocer este grácil ejemplar de la Ornitofauna de República Dominicana y las demás especies que componen nuestra rica biodiversidad y que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Wilmer Corniel y Ashleen García (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur)

Fotografía: Marvin Del Cid 

Ilustraciones: https://neotropical.birds.cornell.edu/Species-Account/nb/species/brbtod1/distribution

Páginas Web:

https://alasycolores.com.do/es/aves/barrancoli

http://enciclopediadominicana.org/Barrancol%C3%AD

Planta del mes: OCTUBRE

Nombre común: Rosa de Bayahibe, Mata de chele. 

Nombre científico: Pereskia quisqueyana Alain

Familia: Cactaceae 

Estatus biogeográfico: Endémica

 

Descripción.

Arbusto de 3-4 m de altura y hasta 10 cm de diámetro; la corteza verdosa  recubierta por numerosos grupos de espinas que brotan de un mismo lugar llamadas areolas. Los acúleos o espinas son rectos de color kaki verdoso, de 2-5 cm de largo; hojas elípticas de 4-6 cm de largo por 1-2cm de ancho en las ramas viejas, de hasta 11cm de largo por 3cm de ancho en ramas jóvenes, el ápice y la base son puntiagudos. Poseen flores axilares, solitarias, pétalos de 2.2 cm de largo, color rosado intenso y muy vistosos. La flor macho tiene numerosos estambres rosados con las anteras amarillas y un ovario atrofiado, en forma de cono invertido. Los frutos son globosos, de color verde amarillo cuando maduran y contienen muchas semillas negras.

Fenología:

La planta, florece desde que alcanza los 1.5 o 2 metros, tiene dos floraciones al año, generalmente en los primeros meses del año y en otra época.

Usos de la planta. 

Su uso es ornamental.

Distribución 

Su ambiente natural solo se encuentra en la región este del país, próximo a Bayahíbe. La única población conocida de rosa de Bayahíbe (unos ocho ejemplares) se encuentra en los alrededores de la vieja iglesia de la comunidad costera.

Comentario: 

Este peculiar cactus fue descubierto en el año 1977 por el botánico francés Alain Liogier en Bayahíbe y fue declarada especie nueva para la ciencia en 1980. Es una planta única que naturalmente solo crece en el país.

Es un cactus con hojas, tiene una linda flor, está en peligro de extinción y estuvo al borde de la desaparición, estas fueron las razones que motivaron a que en el año 2011, mediante la ley 146 se declarara  la rosa de Bayahíbe como Flor Nacional. 

Las invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer esta valiosa especie botánica y las demás especies de nuestra rica biodiversidad que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Ashleen García. (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur).

Fotografías: Breilyn Acevedo.

Referencia Bibliográfica:  

Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 598. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C. por A.

Páginas Web: 

https://arbolesyfloresmarilin.wordpress.com

https://listindiario.com/la-vida/2011/07/17/196080/la-rosa-de-bayahibe-nuestra-flor-nacional

Planta del mes: SEPTIEMBRE

Nombre común: Samán

Nombre científico: Samanea saman (Willd.) Merrill

Familia: Fabaceae 

Estatus biogeográfico: Nativa

Descripción.

Árbol de hasta 20 metros con copa ancha en forma de parasol. Hojas compuestas, pedúnculos axilares, flores en umbelas, blancas o rosadas, estambre de 2.5-4 cm rosados o blancos; frutos legumbres comprimidas de 10-20 cm. 

Fenología. 

Se puede encontrar con flores en los meses de octubre a abril, y con frutos de noviembre a marzo.

**Floración (izquierda) frutos leguminosos (derecha).

Usos del árbol. 

La madera de color rojizo es medianamente dura, bastante fuerte, con grano cruzado, difícil de trabajar; se usa en carpintería, para muebles, para construcciones y también para ruedas de carretas. Da buena sombra; las legumbres son comidas para el ganado  y sus flores son melíferas.

Distribución 

En bosques húmedos y semi-secos a bajas elevaciones en casi toda la isla; américa tropical.

Comentario: 

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer esta valiosa especie botánica, especialmente en nuestras áreas de picnic donde fungen como proveedores de sombra y las demás especies de nuestra rica biodiversidad que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Ashleen García. (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur).

Ilustración: Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 152. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C por A.

Fotografías: Breilyn Acevedo.

Referencia Bibliográfica:  

Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 598. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C. por A.

Páginas Web: 

 http://www.cedaf.org.do  

https://arbolesyfloresmarilin.wordpress.com

 

Ave del mes: SEPTIEMBRE

Nombre común: Cucú

Nombre científico: Athene cunicularia

Familia: Strigidae

*Otros nombres: Mochuelo de madriguera (España); Lechucita vizcachera (Argentina).  Creole: Koukou  Inglés: Burrowing owl

Status: Residente reproductor

 

Descripción:

Búho pequeño y con patas largas. Mide de 19-25 cm. de longitud. Se distingue por su hábito de estar activo durante las horas del día, frecuentemente parado en campo abierto o posado en un poste bajo. Cuando se agita, se levanta erguido y abruptamente se inclina hacia abajo. Las partes superiores de los adultos son marrones con muchos puntos blancos, mientras que las partes inferiores son blancas con anchas barras marrones. Los juveniles son similares pero las partes inferiores son crema y sin barras. Su vuelo es rápido, directo y bajo, cerca del suelo. Normalmente vuela sólo una corta distancia, pero frecuentemente planea y a veces captura insectos en el aire. 

Distribución:

Se reproduce desde el sur de Canadá, oeste de Minnesota, este de Texas, y la Florida, hacia el sur hasta el centro de México; también se encuentra localmente en Suramérica hasta Argentina. En las Indias Occidentales, se considera residente en las Bahamas, Cuba y la Hispaniola.

Estado de conservación: 

Especie bajo preocupación menor (LC), es decir que esta especie no cumple ninguno de los criterios de las categorías en peligro, en peligro crítico, vulnerable o casi amenazado de la Lista Roja elaborada por la UICN.

Anidamiento:

Pone 4-8 huevos blancos brillosos y redondos. Su nido es una madriguera debajo de la tierra a 1.0-2.5 metros de profundidad, típicamente con un montículo en la entrada utilizada por los adultos como lugar donde posarse y vigilar.

Comentarios:

Se alimenta de manera oportunista de insectos y grandes arañas, lagartos, sapos y pequeños mamíferos, pero también de pequeñas aves como barranqueros, pinchitas y  zumbadores. 

Poco a poco la población de individuos de ésta especie ha ido en aumento en la senda del cucú de nuestro Jardín, debido a que encuentran las condiciones óptimas como refugio, fuentes de alimento y tipo de suelo ideal para la creación de sus madrigueras para anidamiento.

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer este grácil ejemplar de la ornitofauna de República Dominicana y las demás especies que componen nuestra rica biodiversidad y que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Lic. Wilmer Corniel N. (Unidad de Educación Ambiental)

Fotografía: Pablo Félix

Ilustraciones: Merlin App

Referencia Bibliográfica:  

-Latta. Steven et al. (2006). Aves de la República Dominicana y Haití. Pág. 144. Santo Domingo, República Dominicana. Optima.

http://argentavis.org/2012/sitio/especie_co.php?id=703

https://es.wikipedia.org/wiki/Athene_cunicularia

Planta del mes: AGOSTO

Nombre común: Ceiba

Nombre científico: Ceiba pentandra (L.) Gaertn

Familia: Bombacaceae

Estatus biogeográfico: Nativa

Descripción.

Árbol grande de hasta 50 metros o más, el tronco de 2 metros o más de diámetro, la copa ancha y extendida, las ramas cubiertas de espinas cortas agudas. Posee hojas con 5-7 folíolos oblanceolados, palmeados de 8-12 centímetros, cáliz acampanado de 1 centímetro, pétalos blancos o rosados de 3-3.5 centímetros, sedoso-peloso por fuera. Su fruto es coriáceo elíptico-oblongo de 10-12 centímetros, las semillas rodeadas de una lana sedosa. 

Fenología. 

En nuestra isla, los árboles comienzan la floración a finales de diciembre y principios de enero, época durante la cual generalmente quedan sin hojas. Los frutos comienzan a ser visibles en febrero; a mediados de abril y marzo maduran.

Usos del árbol. 

Aunque la madera de la Ceiba es blanda, desde los tiempos precolombinos el tronco fue usado por los aborígenes para confeccionar canoas y cayucos para la navegación. En algunas zonas del país elaboran utensilios artesanales como bateas, palas, tamboras y cucharetas. Se reporta que las semillas contienen un aceite que se ha usado como combustible y para hacer jabón. El producto más importante es la lana de las semillas, usada para colchones y almohadas. Las hojas son emolientes; son usadas maceradas en agua en lociones contra dolores de cabeza; con las raíces se hacen tisanas contra la hidropesía; la corteza es vomitiva y diurética.

Distribución y ecología

Es común en bosques y maniguas; América, Asia y África tropicales. En la Isla Española, la Ceiba se encuentra distribuida desde el nivel del mar hasta aproximadamente 700 metros de elevación; en Sabana de la Mar y Miches es la zona del país donde todavía queda mayor número de Ceibas, aunque sus poblaciones están en peligro por las actividades de los ganaderos y agricultores. La Ceiba tiene gran importancia en la conservación de las cuencas de nuestros ríos; sus raíces protegen el suelo de la erosión, su inmensa copa ofrece un amplio recubrimiento, el alto número y variedad de plantas epífitas que viven sobre ella contribuyen a mantener la humedad, favoreciendo la disponibilidad de agua para la fauna asociada al dosel superior de los bosques; sus flores son nectaríferas y algunas aves utilizan la lana de los frutos para hacer sus nidos.

Debido a los valores naturales que presenta, esta especie fue incluida en el Decreto Presidencial N° 571-09, donde se crea el Monumento Natural La Ceiba, destinado a la protección total e indefinida del árbol más corpulento hasta ahora conocido en el territorio nacional, el impresionante ejemplar de Ceiba (Ceiba pentandra) ubicado al borde de la Carretera Peña – Tamboril, el cual exhibe unas características físicas o estructurales definidas por una altura promedio de 25 metros, un tronco con diámetro medio a la altura de pecho de 12.30 metros  y una copa de 530 metros cuadrados aproximadamente (art.25). El Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano junto a otras instituciones y personalidades encabezan el embellecimiento y mantenimiento de tan importante área protegida. 

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer esta valiosa especie botánica y las demás especies de nuestra rica biodiversidad que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Wilmer Corniel, Ashleen García y Breilyn Acevedo.

(Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur).

Ilustración: Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 152. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C por A.

Fotografías: Breilyn Acevedo.

Referencia Bibliográfica:  

Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 598. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C. por A.

Páginas Web: 

 http://www.cedaf.org.do  

https://www.accionverde.com/

Ave del mes: AGOSTO

Nombre común: Gallareta pico rojo

Nombre científico: Gallinula  chloropus

Familia: Rallidae

*Otros nombres: Creole: Poul dlo tet  wouj Inglés: Common moorhen

Status: Residente reproductor; visitante no reproductor

Descripción: 

Es un ave negruzca que frecuenta humedales.  Mide de 32 a 35 cm. Los adultos generalmente son de color gris oscuro pero gris marrón en la parte del dorso, costados y lados, con una prominente franja blanca en los costados superiores. El pico es rojo con punta amarilla y con un escudo frontal alto y rojo. El inmaduro es gris y marrón y exhibe una franja blanca en el costado; el pico es oscuro. Las patas gruesas y los dedos largos son de color amarillo pálido

Distribución:

Esta extensamente distribuida en el Hemisferio Occidental. Se reproduce desde el norte de California, hacia el este hasta Minnesota, suroeste de Quebec, New Brunswick y Nova Scotia, hacia el sur hasta el norte de Chile y norte de Argentina.

Anidamiento 

Pone 3-9 huevos color blanco grisáceo a marrón claro con puntos rojizos. El nido usualmente  es una plataforma abultada de material vegetal suspendido sobre el agua. Se reproduce todo el año pero especialmente entre mayo y septiembre. 

Comentarios 

En nuestros reservorios de agua residen decenas de individuos de esta especie que encuentran las condiciones ideales para anidar y alimentarse de plantas acuáticas, moluscos, gusanos y frutas. 

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer este grácil ejemplar de la Ornitofauna de República Dominicana y las demás especies que componen nuestra rica biodiversidad y que se preservan celosamente para la presente y futuras generaciones.

Texto: Wilmer Corniel y Ashleen García (Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur)

Fotografía: Pablo Félix

Ilustraciones: Merlin App

Referencia Bibliográfica:  

Latta. Steven et al. (2006). Aves de la República Dominicana y Haití. Pág. 77-78. Santo Domingo, República Dominicana. Optima.

 

Planta del mes: JULIO

Nombre común: Caoba criolla

Nombre científico: Swietenia mahagoni (L.) Jacq.

Familia: Meliaceae

Estatus biogeográfico: Nativa

Descripción. Árbol de hasta 25 metros y diámetro que puede alcanzar los 100 cm o más, de crecimiento lento; hojas paripinnadas, foliolos aovados a aovado-lanceolados, brillosos; flores en panículas axilares de pétalos blancos; sus frutos son unas cápsulas ovoideas, leñosas, que abren en 5 valvas, semillas aladas. La madera de albura blancuzca o amarillenta. La textura es fina y la fibra es de recta a veteada, ondulada o rizada. El duramen de color marrón rojizo, pesado, duro y resistente a los insectos y podredumbre. Considerada como madera preciosa.

Fenología. Se puede encontrar con flores en los meses de marzo a junio; y con frutos de junio a febrero.

Usos del árbol. La madera de la caoba dominicana es fácil de trabajar tanto a mano como con equipo eléctrico. Se encola, se dobla y se acaba bien, y produce una chapa y artículos torneados excelentes. La madera es utilizada en ebanistería, para interiores, molduras, tallado, artesanías, construcciones, vigas. Antiguamente utilizada para construcciones navales. Es muy apreciada por los ebanistas dominicanos y por los consumidores de muebles; la corteza es usada en medicina, de la semillas se extrae un aceite de propiedades purgantes. Este árbol es plantado en parques y carreteras por su sombra.

Distribución. En bosques húmedos y semi-secos a baja elevaciones en toda la isla, Florida, Bahamas y Las Antillas Mayores.

Historia. Desde tiempos coloniales esta especie ha representado uno de los factores económicos más importantes de la isla la Hispaniola. La caoba, hasta 1963, generaba cuantiosos ingresos a República Dominicana debido a la exportación intensiva de millones de metros de su madera, no obstante por mal manejo y muy poco aprovechamiento de las reservas de esa época, se empezó a agotar de manera preocupante este material de gran valor, a tal punto que fue necesario prohibir su venta a otras naciones.

La caoba se ha convertido con el transcurrir de los años en una “marca país” debido a que es una especie que representa un alto valor para los dominicanos, no sólo a nivel económico sino también desde el punto de vista ambiental y como símbolo de identidad de la flora nacional. 

Fue designada como árbol nacional mediante la ley 146 en el año 2011. 

Les invitamos a visitar el Jardín Botánico de Santiago Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur  para conocer el Banco Genético de la Caoba, plantado de unos 860 árboles de 17 especies nativas de caoba y las demás especies de nuestra rica biodiversidad que se preservan celosamente para las presentes y futuras generaciones.

Texto: Wilmer Corniel, Ashleen García y Breilyn Acevedo.

(Unidad de Educación Ambiental Jardín Botánico Prof. Eugenio de Jesús Marcano Fondeur).

Ilustración: Liogier, A. (1974). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Primera Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña. Pág. 254. Santo Domingo, República Dominicana. Impresora UNPHU.

Fotografías: Breilyn Acevedo.

Referencia Bibliográfica:  

Liogier, A. (2000). Diccionario Botánico de Nombres Vulgares de La Española. Segunda Edición. Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael Ma. Moscoso. Pág. 598. Santo Domingo, República Dominicana. Editora Corripio, C. por A.

Página Web:  http://www.cedaf.org.do